¿Cómo hacer una introducción?

¿Cómo se redacta la Introducción de un trabajo de investigación?

La introducción es la primera parte real de tus memorias. Seguramente, te has preguntado antes cómo hacer una introducción de un trabajo, aquí te haremos un breve resumen para que sepas cómo empezar una introducción: lo primero, es empezar por describir el tema de tu tesis y formular tu problema. La introducción debe permitir al lector comprender la disertación de manera global (algunas personas solo leen la introducción y la conclusión). Así que, presta atención a la gramática, la sintaxis y evita absolutamente los errores de ortografía.

¿Qué es una introducción?

La introducción le dice al lector qué leer, debe tener máximo dos folios, y busca despertar el interés en el lector. La redacción generalmente se realiza después de que se termina la del desarrollo, aunque seguramente te parezca ilógico. Una vez que el trabajo está hecho, realmente puedes presentar tu tema a sabiendas, que es lo primero que se presenta.

Las primeras líneas deben presentar un contexto general, la naturaleza del tema que se tratará.

¿Cuál es la estructura de una introducción?

Te ayudaremos con la estructura y el método a utilizar para empezar tu introducción tfg, y te daremos ejemplos concretos de lo que espera el lector:

  • El propósito de una disertación.

  • Introducción del tema de la disertación.

  • Propósito del estudio y el tema a tratar.

  • Generar interés para que el lector quiera leerte.

  • Captar la atención del lector, usando ejemplos claros de fuentes recientes o de la vida cotidiana.

  • Demuestra la relevancia de tu estudio.

  • Convencer al lector de la relevancia científica y práctica.

¿Cuál es la estructura de una disertación?

La disertación no excede las dos páginas, a menudo consta de las siguientes partes:

  • Gancho.

  • Presentación del tema y definición de términos.

  • Contexto actual.

  • Motivaciones personales relacionadas con el tema.

  • Presentación del marco teórico.

  • Temas de la tesis.

  • Presentación del enfoque o metodología de investigación.

  • Objetivo principal de la disertación.

  • Anuncio del plan.

¿Cómo captar la atención mediante un gancho de introducción?

El gancho de la introducción de una tesis, o anzuelo, puede tener diferentes formas:

  • Citación.

  • Evento actual.

  • Una observación.

  • Un extracto de la entrevista.

  • Una estadística.

La introducción, debe presentar, además, los motivos por lo que se realiza la investigación, es decir, las motivaciones, ¿Qué lo motivó a realizar esta investigación?, ¿Por qué este tema de la memoria?, ¿Es un artículo de prensa o es un tema que siempre te ha interesado? Al elegir un ejemplo interesante, inmediatamente hará que el lector quiera leer el resto de la introducción.

Consejos para realizar una introducción

En pocas palabras, se puede decir, que la introducción es muy importante, ya que es la primera impresión que le das al lector, te explicamos otra forma de desarrollarla en cinco pasos:

Comienza con un eslogan

Trae hábilmente el tema en un primer eslogan, es posible, para introducir el tema, usar un evento actual, cifras o una cita elegida juiciosamente (a excepción de los temas cuyo título ya incluye una cita) y sin omitir, especificar el nombre del autor y el título de la obra.

Definir términos esenciales

Definir en pocas palabras los términos esenciales del tema. Esto es, por supuesto, para evitar cualquier ambigüedad.

Exponer el problema

Plantear el problema planteado por el sujeto como pregunta directa o indirecta.

Anuncia el plan

Anunciar clara y brevemente el plan elegido en oraciones escritas. Las etapas de progresión del desarrollo están marcadas con conectores de introducción lógicos apropiados.

Vinculación entre introducción y conclusión

La introducción y la conclusión están vinculadas, deben responder la una a la otra. La introducción plantea los puntos que va a abordar y las preguntas que va a responder y, la conclusión, da un resumen, hace un balance. Una vez hayas escrito los dos, tendrás que leerlos uno tras otro para comprobar que tienen coherencia.

En pocas palabras, la introducción no es difícil de hacer, lo único en lo que tienes que enfocarte es en captar la atención del lector y engancharlo para que siga leyendo. Para esto son los consejos que hemos mencionado anteriormente, para que no tengas dudas al momento de llamar la atención de los lectores. Si crees que es muy complicado hacerlo, o crees que no eres la mejor persona para hacer introducciones, ponte en contacto con nosotros y te ayudamos a tener los mejores resultados.

Política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies Al seguir utilizando este sitio, aceptas nuestro uso de cookies.

Abrir chat